Actualidad

El Tesoro de la Mercedes

El tesoro de la Mercedes ha hecho correr río de tinta en los últimos años. Si no lo recordáis es un pecio hundido de la Armada española que “de casualidad” encontró la empresa Odissey, aunque siempre dijeron que no era el barco, tras largos litigios, el Estado consiguió recuperar un “tesoro” que se expondrá permanentemente en el Museo de Arqueología Submarina Arqua, en Cartagena.

 

Pero de momento, a partir de hoy Viernes 27 de Noviembre de 2015 y hasta el 26 de Mayo de 2016, habrá una exposición sobre la Fragata Mercedes y su contenido en el Archivo de indias. Exposición a la que estamos tremendamente deseosos de llevaros y explicaros pormenorizadamente cada uno de los elementos expuestos. Mientras conseguimos que os animéis a venir con nosotros, vamos a ponernos un poco en situación y contexto.

 

Vamos a viajar a los inicios del SXIX. España sigue manteniendo sus posesiones en América Latina, se continúa con el comercio, y por supuesto con la recaudación por parte de la Real Hacienda. En estos momentos Inglaterra está aumentando su flota naval de manera exponencial, y son temidos en todos los mares. Los corsarios ingleses se hacen presentes por todos lados y conseguían sus propósitos muy a menudo.

 

Europa anda convulsa, cambios en el reparto territorial de las grandes potencias, crisis generalizada y un Napoleón que pretende expandir la revolución por todo el viejo continente. Así llegamos a un enfrentamiento armado entre Francia e Inglaterra. España, que había firmado el tratado de San ildefonso (una alianza de defensa mutua con Francia) tenía que ayudar a Francia, y, como siempre Godoy, intenta escaquearse.

Todo esto llevó a que la flota española, por miedo, decidiera paralizar algunas de sus flotas. Cuando, el 25 de Marzo de 1802 se firma el tratado de paz entre Francia e Inglaterra (la Paz de Amiens), el Estado corre a organizar una flotilla para traer de Perú los caudales que no habían llegado por la paralización de los traslados.

 

La Mercedes era la cabecera de esa flotilla. Corren al puerto de El Callao para recoger. A la vuelta, a un día de navegación hasta Cádiz (destino final de la flotilla) y con la tripulación mermada por fiebres, divisan unas fragatas inglesas. Al principio pensaban que era algún tipo de control, pero el oficial inglés que se dirigió a la flota española decía que tenía órdenes del Comodoro Graham Moore de llevarlos a puertos ingleses. Así comienza una batalla que se sabía perdida desde el inicio. Los ingleses se supone que tiraron a desarbolar (para evitar la huida), pero por ineficacia o mala praxis tiraron a línea de flotación. Además, una bala roja (con toda probabilidad), prohibida en el derecho de la época, hizo que la Mercedes estallara por los aires, hundiéndola así con toda su carga.

La Mercedes iba cargada con más de medio millón de monedas de plata, y los ingleses buscaban dos cosas: 1) el dinero que se cargaba en la flotilla 2) las mismas fragatas, que pasaron a poblar la densa Royal Navy. Así que perdieron una cantidad ingente de dinero.

 

En el año 2007 la empresa cazatesoros Odissey se “encontró” un pecio “sin identificar” y realizó, en mes y medio, el expolio de todas las monedas que pudieron encontrar. Dejaron en el mar buena parte de los restos arqueológicos, no sin antes destrozar el conjunto arqueológico. Odissey defendió siempre que no era la Mercedes, y que ese era un espacio donde los barcos depositaban carga cuando veían al enemigo. Pero odissey sabía muy bien que no. Comenzó una batalla legal por la recuperación de los restos, que se saldó, tras muchas elucubraciones, con la concesión al Estado español de los restos recogidos, y a la empresa a pagar las costas del juicio por actuar de mala fe. Fue un proceso donde los investigadores de varias instituciones españolas “echaron el resto” demostrando claramente que era la Mercedes.

Demostrar que era el barco suponía que, como buque en misión oficial, se convierte en algo así como una embajada, que esté donde esté, se convierte en suelo nacional. Así que no hay ley internacional ni aguas neutrales para ello. Algo que tenía, además, sentencias recientes con las fragatas Galga y Juno, casos muy parecidos.

Arqua, junto a la Marina Española consiguió completar, tras la sentencia, un estudio arqueológico del lugar, y se completó la exposición de la que ahora podemos disfrutar. Esto es, a grandes rasgos, lo que ofrece una exposición muy bien montada, cuya exposición va poco a poco metiéndote en la Historia, y que estaremos encantados de enseñaros cuando mejor os parezca, y ya os decimos que merece mucho, pero mucho la pena.

¿Nos vemos en el Archivo de Indias? Allí os explicaremos mucho más de este hallazgo, y de lo que supone, tanto para el Patrimonio Nacional, como lo que supuso el hundimiento de la Mercedes en su momento.

 

Contacta con nosotros a través del formulario web y organizamos algo, no te arrepentirás.

Categorías: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
logo

Sevilla'Ndò
E-mail: info@sevillando.com
Teléfono: 676 114 008

Últimas fotos