Actualidad

¿Porqué celebramos el Primero de Mayo?

Como todos los primeros de Mayo hoy es festivo, el Día de los trabajadores, pero de dónde viene este día. Lo primero que hay que decir es que este día está muy internacionalizado, aunque en cada lugar se establece el calendario laboral festivo de manera diferente. 

 

¿Qué pasó el Uno de Mayo? Para esto nos tenemos que trasladar a 1886 y debemos cruzar el charco. En Mayo de 1886 ocurren una serie de sucesos en Chicago, se conocen como “las revueltas de Haymarket”. Unas protestas que comenzaron este día, y que tuvieron su punto de disrupción el 4 de Mayo. Pero vayamos más atrás. 

 

La llegada de lo que llamamos Revolución Industrial hizo del SXIX una centuria muy difícil para los obreros del mundo. Las condiciones de trabajo cambiaron, y casi nunca para bien. Toda la población obrera urbana era asalariada y dependiente, con unas condiciones de trabajo que hoy no soportaría ninguna de las personas que puedan llegar a leer este pequeño post. Por entonces nacen los llamados movimientos obreros, asociaciones de trabajadores con objetivos de solidaridad, apoyo mutuo y organización de presión para la mejora de esas condiciones laborales. Bajo diferentes ideologías, pero principalmente siguiendo los preceptos comunistas y anarquistas, se comienzan luchas por la mejora de la vida de la clase obrera, con diferentes objetivos, y, por supuesto, con diferentes estrategias. 

 

A finales de SXIX, en Estados Unidos, las leyes laborales establecían que ningún trabajador podía trabajar más de 18 horas al día – salvo que fuera necesario -, así que os podéis hacer una idea de cómo era la vida del currante en el país de las opotunidades. Y no sólo allí, estas jornadas eran lo habitual en cualquier nación del mundo. Así las cosas, y a nivel internacional, se comienza una reivindicación por parte del movimiento obrero, la jornada debería ser de 8 horas de trabajo, 8 horas de vida familiar, y 8 horas de sueño (nada descabellado para nosotros en la actualidad). 

 

Pues el 1 de Mayo de 1886, en Chicago, comienza una movilización para reclamar esto. Dura sólo tres días, porque el 4 de Mayo, la policía comenzó a disolver la protesta, que se encontraba en Haymarket. Se habla de veinte mil obreros y 180 policías. Entre estos últimos, en un momento dado del enfrentamiento, estalló una bomba que acabó con la vida del oficial Degan. A partir de ahí, la policía abrió fuego sobre la multitud, asesinando a un número que aún no se ha dilucidado de obreros presentes en la manifestación. Ahí no quedó la cosa, se declaró el Estado de sitio y comenzó una campaña de persecución, detención y torturas a cientos de obreros, todos acusados de haber asesinado al oficial Degan. 

 

Los medios de comunicación se pusieron de parte de la oficialidad, y desde la prensa se pedía un juicio sumarísimo, sentencias ejemplarizantes, y acabar con los líderes del movimiento obrero, especialmente con los anarquistas, a los que culpaban del atentado. Durante el juicio, cuyo nivel de legalidad y celo procesal se ha puesto en duda muchas veces, se empezó con más de 30 acusados, que acabaron en 8, 5 de ellos condenados a muerte y siendo ejecutados. 

 

Las vidas de estos cinco obreros, y la del oficial Degan no fueron en valde, ya que a finales de ese año de 1886 la patronal aceptó la jornada laboral de las 8 horas. Estos episodios en Estados Unidos hicieron que la II Internacional Obrera pidiera que este día 1 de Mayo, inicio de los sucesos de Haymarket fueran conmemorados con jornadas de lucha en todo el mundo. Lo pidió en 1889, y lo recordó en 1904. 

 

Pero, ¿y en España? En España tendríamos que esperar a 1919, cuando en Barcelona los empleados de la empresa “Barcelona Traction, Light and Power Company”- conocida como La Canadiense por la nacionalidad de sus principales accionistas – comenzaron una Huelga que se alargó durante 44 días y que se convirtió en una Huelga General en la ciudad. El conflicto se alarga durante todo el año de 1919. Y es que esta huelga estuvo liderada por el sindicato anarquista CNT, y constituyó uno de sus grandes éxitos. Que los anarcosindicalistas cosecharan éxito no gustó, hasta el punto que se creó la Federación de la Patronal, se exigía a los obreros entregar el carné de CNT para ser readmitidos, y se produce una persecución política. En este tira y afloja se llegó a producir incluso un cierre patronal, esto es, una huelga de los de arriba. Aún así, después de este año de lucha, se promulgó el “Decreto de las 8 horas”, cuya historia después es dependiente del momento político.  

 

A lo largo del SXX se va constituyendo en un día de celebración, y no sin razón, puesto que la consecución de la jornada de las ocho horas es uno de los momentos más importantes de la lucha obrera. 

Secciones: 

logo

Sevilla'Ndò
E-mail: info@sevillando.com
Teléfono: 676 114 008

Últimas fotos